… guerra preventiva

 

Rrrrringg.

Por la mirilla de la puerta aparece una figura mal iluminada, ya se ha hecho de noche.  Viste traje y corbata, lleva un maletín consigo, el pelo engominado hacia atrás y muchas banderas en la solapa.

– ¿Si? ¿Quién es? 

– Hola, buenas noches, soy la guerra.

– ¡Ah! Buenas noches. Pase, pase, le estabamos esperando.

– Lo sé. Perdonen que me presente a esta hora tan intempestiva.

-No se preocupe, lo comprendemos perfectamente.

-Esta vez seré muy breve; hemos avanzado mucho, tenemos una importante infraestructura tecnológica y esto ya no es lo que era: ahora podemos seleccionar al milímetro dónde caen nuestros misiles. Apenas causaré dolor, ni se van a enterar, ya verán. Después todo quedará como nuevo, y ustedes vivirán con mayor tranquilidad. Es mejor empezar cuanto antes.

– Sí, pero pase, ahora nos explica todo con más detalle, póngase cómodo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s