… que curar.

Al parecer me había perdido,

no he visto el camino sin más.

Y sin querer quererlo escuchas

el eco de mis pasos vencido.

De noche desando lo andado,

son trillos mis pies, que bailan solos

en las eras del sueño profundo,

borrando las huellas del olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s