Por el agudísimo filo

Lo peligroso de caminar por el filo de la navaja no es perder el equilibrio, tropezar y caer por uno de los lados al abismo. Lo verdaderamente jodido es, desde ahí, pararse a ver el mundo, atisbar su ausencia y sentir tu peso, sentir tu ausencia y llegar a sospechar su peso, temer igual que respirar, sentir el exceso del sentir, sentir los pies desnudos, despellejados y terriblemente fríos y al retomar la marcha sentir por fin la arista hendirse y de un solo paso partirse indisolublemente en dos. Después heridas y llanto. Después ensordecedor silencio.

A veces la felicidad resulta imposible. A veces la supervivencia consiste en un autoengaño sutil y frágil.

 

miradas, llanto y silencios de tres lados

I.M.

2 comentarios to “Por el agudísimo filo”

  1. soledad Says:

    Es posible llegar a cierta felidad solo es necesario saber estar en paz con uno mismo…PAZ que se logra si se logra cumlir las metas deseadas o no hacerlo sin hundirse en agonia o tomarlo como un super avance, cundo es obvio que siempre estaremos confundidos o aparentando estar cuerdo en situaciones frustrantes..

  2. La aceituna balsera Says:

    Hola Soledad. Si, estar en paz con uno mismo es un buen punto de partida. Y si siempre fuese tan fácil estarlo como decirlo… el filo de la navaja es lo que tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s